Constelaciones Familiares

El Pacto Secreto del Cisne

La mayoría de los enfoques terapéuticos y de acompañamiento suponen la autodeterminación del individuo. Sin embargo, a menudo estamos tomados por fuerzas de la familia, del país, de la organización, de los sistemas a los que pertenecemos, que determinan patrones, pactos ocultos, cuya naturaleza no puede ser atribuida a la historia o las acciones individuales, sino a historias más profundas, y a menudo ocultas.

¿Cuándo se recomiendan las Constelaciones Familiares?

En situaciones recurrentes como enfermedades, accidentes, relaciones complejas. Este taller está dirigido a:

  • Personas que sientan inquietudes en torno a la superación de dinámicas personales recurrentes, de pareja, salud o familia.

  • Coaches, o estudiantes de coaching o personas interesadas en el coaching como camino de desarrollo personal.

Con cierta frecuencia, durante las conversaciones de coaching, surgen dinámicas personales que remiten a esos pactos, a esas historias ocultas, que saltan a la vista sólo cuando se conocen distinciones claves de las constelaciones familiares; y viceversa, después del trabajo de constelaciones, la persona queda con una necesidad de acompañamiento para la que el coaching ontológico ofrece un camino muy adecuado.

Realizamos un máximo de siete constelaciones familiares. Las personas que realicen su constelación en cada el taller podrán solicitar posteriormente una conversación de coaching de seguimiento.

Facilitadora: Mary Carmen Padrón, Consteladora y Directora del APCI y de Cambio Fundamental.

Sobre las Constelaciones Familiares

Fiarse de uno mismo es una de las enseñanzas de Bert Hellinger (Alemania 1925) sacerdote católico y misionero en su juventud quien abandona los hábitos y se forma en los años 70 en psicología, psicoanálisis, terapia primal y análisis transaccional. Mirar lo que es sin juicio, sin intención y sin falso amor. Solo podemos actuar de forma responsable si nos fiamos de nuestra propia existencia. El método de las Constelaciones Familiares y de los fenómenos sistémicos es la obra de la madurez de Hellinger.

No sólo somos individuos. La vida viene incorporada a la red de familia. No somos independientemente del sistema familiar. No somos un alma, somos parte de ella. No es que la red familiar pueda afectar nuestra vida y destino, es que nuestra vida y destino forman parte de la red familiar, red país, en la red mundial. Somos parte de un sistema que es parte de un sistema más grande. No somos piezas independientes. Las constelaciones no nos liberan de esa influencia porque no hay manera de desligarnos, ni siquiera con la muerte. Cuando se debilitan o se cortan esos vínculos nuestros vínculos de familia, lo que se debilita es la vida misma.

Lo que hacen las Constelaciones Familiares es sacar a la luz lo que está oculto. Lo que no podemos ver. Lo que ha sido ignorado, excluido, enterrado. Lo que cobra una fuerza inusitada sobre los miembros más jóvenes del sistema familiar. Una vez que se saca a la luz, se mira, se reconoce, se integra y se honra. Pierde ese poder oscuro y puede convertirse en una fuerza positiva para nosotros. Lo que hace la constelación es poner en evidencia un nuevo equilibrio para el sistema en el que todos los miembros pueden ser honrados, reconocidos y por tanto estar mucho mejor y tomar la vida de una manera más nutritiva.

Contacto

Venezuela flags

España flags

Curazao flags

Panamá flags